FAMILIA DE FE

Somos de Jesus

Somos una familia de Fe siguiendo y compartiendo las enseñanzas de Jesús.

Existimos para glorificar a Jesucristo en Port Saint Joe. Te invitamos a experimentar el Amor De Dios, estudiar su palabra, entrar a una relación verdadera con Jesucristo.

Nuestro origen viene de un llamado a ministrar, servir la comunidad Hispana, Latina, y Norte Americana en Port St Joe.

 

Viendo la necesidad en la comunidad comenzamos a reunirnos en el restaurante Sisters tomando café en el verano el 2020.

En Noviembre 30 2021 realizamos el primer servicio a Dios en el Edificio de Family Life Church.

El Ministerio nació de la Iglesia Oak Grove Church, con la colaboración, de Family Life Church, mentoría espiritual de Mark 4 Ministries and Antioch Church en Dallas.

 

Tu Servidor, Amigo, y Pastor,

Eliseo D Duarte

IMG_5004.jpg

Una vez que te has conectado con Dios, y una vez que has llegado a una misión, no puedes evitar comenzar a vivir en Familia o comunidad de Fe. La Familia no es algo que se encuentra buscándola, es el resultado de buscar a Dios y experimentar la misión con otras personas.
 
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. Juan 1.12
 
Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, Efesios 2:1

1.jpg

LA IGLESIA 

La palabra “iglesia” viene de la palabra griega “Ekklesia” que significa “una asamblea” o “una convocatoria”. La raíz del significado de la palabra “iglesia” no es de un edificio, sino de personas. Los llamados de Dios, y los que le aceptaron su llamado.

La iglesia es el cuerpo de Cristo, donde Él es la cabeza. Efesios 1:22-23 dice, “Y sometió todas las cosas bajo Sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es Su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo”.

La iglesia no es un edificio o denominación. De acuerdo a la Biblia, la iglesia es el Cuerpo de Cristo – todos aquellos que han depositado su fe en Jesucristo para salvación (Juan 3:16; 1 Corintios 12:13)